Noche estrellada.

senda

 

Noche estrellada, noche de estrellas.

Caminando por la noche, delante va ella.

 

En la negrura nocturna del bosque,

frío en el cuello,

avanzando entre árboles,

sin miedo y ligero.
Sin ver nada, con los ojos cerrados,

confío en su mano, sigo sus pasos.

Calidez y frío se dan de igual manera,

calor en la palma, hielo por fuera.
La luna alumbra su rostro bello,

sonríe e ilumina el bosque y el cielo.
Noche de día y frío caliente,

oscuro por fuera y luz muy adentro

subimos la colina;

profundos sentimientos.
La hierba mojada de rocío,

los ojos contemplan el firmamento:

la danza cósmica las estrellas admiran,

la luna baila, el sol la envidia.

 

Brazos cálidos, latidos y sintonía.

Azabache el cabello, abro los ojos,

profundo abismo esmeralda

nado, me sumerjo.
Cierro los ojos, abro mi espíritu,

caricias en el alma,

mariposas en el estómago

amor verdadero.

 

Sus labios en los míos

a Cronos detienen,

el baile cósmico termina;

eclipse inminente.

 

El sol se gira,

la luna ya no baila,

ambos se miran,

se funden,

se besan,

se aman.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s