Dicen que la esperanza es lo último que se pierde. Y ésto es verdad. Cada vez que tenemos una mala racha, cuando nos va mal, cuando no vemos la salida, y sobretodo cuando no sabemos qué hacer, aún conservamos la esperanza de que el pasado volverá o de que se solucionará solo. Conservas la esperanza, no te deja avanzar.

Sabes que esa persona está ahí, que sigue en alguna parte, y piensas que estará pensando en ti, que el otro no es nadie, no es nada. Te mientes a ti mismo, te niegas a aceptar tu destino, a pasar por el duelo. Recuerdas, como dice la canción, cualquier tiempo pasado y nos parece mejor… pero la vida sigue, el tiempo fluye y el mundo no se va a parar porque tu no seas capaz de mirar hacia adelante.

Perder la esperanza es el fin, el fin de una era, el “no va más” en la ruleta. Depositas todo lo que te queda en una casilla y esperas. Ahí generas nueva esperanza, es el final y el principio. Esa parte de tu pasado terminó con ella y con otra renovada empieza tu futuro. Permítete seguir avanzando, seguir conociéndote, rompe tus cadenas, sigue hacia adelante.

Un día cada día. Date tiempo.

Pierde la esperanza, empieza de nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s