“Doloroso es el tiempo que entre dudas se pasa”

-Séneca.

 

Pasan los años, no queda tiempo.

Cae el futuro y latente el pasado,

recuerda que cualquier tiempo

ya olvidado, parece mejor.

 

Pero seguimos valientes, estoicos;

sin olvidar pero sin volver a errar.

 

Los recuerdos, a veces, son duros.

Piensas en donde estaba tu vida,

en la tranquilidad de la juventud

y en la comodidad que te generaba.

 

Luego recuerdas por qué cambiaste,

por qué cambió todo.

Y sonríes.

 

Y me reitero: pasan los años;

el tiempo se va volando.

Pasó un año desde toda una vida,

para empezar otra.

Pasa la vida, y no te das cuenta.

Pero pasa.

 

En la mente aún viven

veranos verdes de columnas

y castillos, de torres, colgantes

y experiencias.

 

De amores duraderos,

de frescas colinas,

de faldas de cuadros.

Inmensos lagos,

de los que no alcanzas

a ver el otro lado.

 

De promesas irrompibles,

de incumplibles juramentos

del caluroso verano,

que nos recuerda que

Todo tiene un tiempo.

 

Un tiempo ya pasado.

Un comentario en “Doloroso es el tiempo que entre dudas se pasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s