Muchos de vosotros conoceréis a Pablo Ráez, el símbolo de la lucha contra el cáncer en España de los últimos años, falleció hace unos días.

Pablo era un chaval normal, deportista y apasionado hasta que se topó en su camino con la leucemia… ahí empezó a ser aún más apasionado, a hacer de su lucha un combate para todos. Una forma de concienciar a una sociedad que reclama más gasto en sanidad pero que luego calla e ignora al enfermo; al menos hasta que le toca a cada uno.

Durante sus más de dos años de lucha, Pablo fue registrando todo su progreso en las redes sociales. Ésto hizo que miles de personas nos concienciásemos (donantes y no donantes) de lo difícil que es encontrar a una persona con una médula compatible… y lo fácil que es donar. Yo soy donante de sangre desde hace unos años pero me daba miedo donar médula hasta que conocí a Pablo. Aunque no le conocí personalmente, no tuve ese placer, pero sí a su espíritu luchador.

Este joven provocó el incremento más grande de donaciones que ha tenido España, en concreto en su provincia natal, Málaga, donde creció hasta un mil trescientos por ciento las donaciones de médula ósea. Pablo el icono, Pablo el héroe.

El dieciséis de enero de este año, tras varios trasplantes de médula, comenzó a perder la batalla. En una de las revisiones detectaron que los índices no estaban siendo los correctos y no estaba dando resultado… un mes después fallecía, pero no sin antes dejarnos estas palabras de esperanza:

Admito que es un momento duro, dan ganas de tirar la toalla , de dejar de sufrir, de descansar de una vez… pero no me rindo, sigo y seguiré luchando, día tras día hasta que llegue mi día, sea mañana o en 70 años.

Disfrutemos cada día que es único, de verdad , empiezo a valorar las cosas de una manera increíble y de verdad que la vida sabe mejor así.

Amad todo lo que forme parte de la vida, disfrutad de todo lo que forme parte de la vida , no os arrepentiréis.

Seguimos en el camino y cargado de fuerza!

Animo a todas las personas que estéis en una dura batalla, animo a todas las familias que estés pasando una dura batalla, ánimo a los que hayáis perdido a un ser querido, todo pasará y todo llegará.

La muerte forma parte de la vida por lo que no hay que temerla sino amarla.

-Pablo Ráez.

Y es que eso era él. Era lucha, era pasión. Era aceptación pero nunca derrota. Es un símbolo, un ídolo, alguien a quien el país entero está mostrando su respeto. Era el más fuerte, el sonriente, el agradecido. Era el luchador, el inconformista: era el que quería cambiar el mundo y, en parte, ha ayudado a hacerlo.

Os dejo con un pequeño fragmento de sus palabras, las que más honestidad pueden ofrecer, las palabras del alma y del corazón:

Demos más sonrisas, demos más abrazos, demos más paz , demos la mejor versión de nosotros mismos.

Demos gracias a la vida por darnos el gran lujo de poder despertarnos cada mañana , seamos más agradecidos.

-Pablo Ráez.

Permíteme llamarte amigo, Pablo. Allá donde estás ahora se ha acabado el sufrimiento, muchas gracias por el cambio que has hecho en la vida del treinta y tres por ciento de las personas que desarrollarán/desarrollaremos cáncer a lo largo de nuestras vidas.

No te olvidaremos.

Siempre fuertes, siempre.

Un comentario en “Siempre fuerte, siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s