Y, ¿Qué es el arte sino un beso?

Es efímero.

Como una palabra o una sonrisa,

como una tímida brizna de viento.

Vino, lo ves; lo amaste y se fue.

Lo rememoraste.

 

En el sabor de esos labios, de esa boca.

En el aroma de las sábanas de tu cama,

en su calor residual, el recuerdo.

Algo que fue; y no es, no volverá a ser.

Latente queda el instante de hermosura,

de fuego y de deseo.

 

No verás dos obras iguales, no en el mismo momento.

No encontrarás más colorido a Klimt

que enamorado de ella, de ese anhelo.

Imitarás a Toulouse en la cama,

y no volverás,

te arrastrará el tiempo.

 

El beso de la despedida, el tren de Raymond Leech.

La pasión e instante capturados en Liepke,

ese segundo que vivirá siempre.

 

El arte es efímero, como un beso.

Aunque lo vuelvas a ver,

o aunque te den más de esos,

ninguno será como aquél que,

estando solos los dos,

fue y será el primero.

2 comentarios en “¿Qué es un beso sino arte?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s