El árbol de la humanidad

”Nosotros debemos pensar que somos una de las hojas de un árbol, y el árbol es toda la humanidad. No podemos vivir los unos sin los otros, sin el árbol”

-Pau Casals.


El otro día estaba charlando con un buen amigo mío que ejerce como sacerdote de la iglesia católica. Estábamos sentados en un bar, tomando una copa de vino tinto y discutíamos acaloradamente acerca de diversos aspectos de la religión y su cabida en el mundo actual. A lo que le pedí explicación acerca del ”Pecado original” No sólo Adán y Eva, que ya podemos saber que es una fantasía, quería saber acerca del origen real del pecado original.

Luis, como se llama él, me contestó que efectivamente todo ser humano nace con un pecado que no ha cometido, debido a que fueron los primeros hombres, en la negación de Dios, los que lo cometieron. Comenzó contándome que Adán y Eva existieron, o existirían de alguna manera con las primeras comunidades de hombres, allá en la prehistoria y los albores de los Homo sapiens sapiens, y serían los designados para entablar conversación con Dios, pues éramos la especie elegida por Él para heredar el mundo. Con ello, a estas mujeres y hombres les fue otorgado un poder de entendimiento y modelación del mundo que ni siquiera somos capaces de imaginar, siendo capaces de evitar o curar las enfermedades y controlar a todos los animales a voluntad.

Permitió a los hombres tener los poderes de Dios en el mundo, todos salvo uno, que se representa con forma de manzana en el Génesis: No podían ser sus propios dioses, pues solo podían modelar; no crear de la nada. Y obviamente, tal y como somos los hombres, pasamos de la raya y creamos de la nada algo que no existía: nuevos dioses a imagen y semejanza de los hombres. Con lo que Dios nos castigó quitándonos todo conocimiento sobre el mundo, obligándonos a morir como el resto de seres vivos y en pecado perpetuo teniendo así que comenzar la edad de los hombres desde cero. La explicación me dejó sin palabras

Bien, más allá de que esta historia podamos creérnosla o pensemos que viene de un relato inacabado de Tolkien, me tiene cierta lógica el pensar que la humanidad somos una grandísima familia, y que todo lo que hacemos tiene una consecuencia, ya sea por comunidades, barrios, ciudades o países. Por ello sería obvio pensar que hubiésemos heredado el pecado original. Pero no voy a eso, solo quería hablar de humanidad y comunidad. De como no somos conscientes de que cada decisión que tomamos tiene un impacto comunitario. En serio, pensadlo bien. Se me ocurre un ejemplo. Un día cualquiera, eliges no comer, estás repercutiendo directamente en el comercio local, quitándole de ese dinero que pagas por comer ese día. O si elegimos cambiar de bar habitual, le restas notoriedad y dinero a tu clásico local, quizás solo porque te apetece cambiar de sitio. No por ello digo que haya que hacer diariamente lo mismo. Pero sí pensar que decisiones mayores tienen impactos mayores.

Los seres humanos muchas veces somos tan egoístas que nos hacemos dioses de nosotros mismos. Con ello pensamos y creemos que solo debemos hacernos cargo del YO e ignorar al resto. La cultura actual bien que lo promueve, que primero los “yoes” y luego los “nosotros”, pues es mejor que yo esté viendo la manifestación en la televisión y poniendo hashtags en internet que estar arriesgando el pellejo en la calle. O es mejor tirar el papel al suelo que quejarme porque no hay papeleras suficientes. Pero luego sucede lo que está pasando ahora mismo.

Los hashtags con “Hagan algo” “Ayuden a XXXXXX” “Todos somos YYYYYY” efectivamente son formas de reivindicar, pero ayudan a tu YO y no a la comunidad. Ser visto en internet es lo que importa, no ir a la calle con y por esa persona. Una evidente muestra de ello es que todos estamos cambiando facebook por instagram. Cada vez la red social de las fotografías cuenta con más adeptos, dejando la de la información, socialización y comunidad a un lado. Porque ya no necesitamos de una comunidad que nos haga felices o nos ayude a progresar en algo; tenemos nuestra foto con el filtro “hudson” que demuestra que somos felices solos. Y ya si añades una frase que te pseudo ayude a convencerte a ti mismo de que te encantas y de que eres muy feliz gracias a los esfuerzos que has hecho… mejor.

Sinceramente, creo que estamos perdiendo el norte. El progreso tecnológico ha sido, en su mayoría, el avance hacia la globalización y la disminución de los tiempos de transporte de personas, mercancías e información entre los diferentes lugares. Puedes ordenar un pedido urgente desde tu sofá al otro lado del mundo y recibirlo en dos días. Hasta hablar diariamente con tus amigos de cualquier lugar del globo, a los cuales incluso puedes haber conocido desde el mismo sofá. Pero ya no nos interesa.

Me gusta ver a la humanidad como una gran familia, como un árbol enorme. Las raíces son nuestro pasado, del que nos nutrimos para crear nuevas ramas que darán lugar a hojas frescas. Fotosíntesis+nutrientes=crecimiento. Presente+pasado=progreso. La cultura del YO nos está quitando el trabajo conjunto, somos cada vez menos inteligentes, más perezosos y menos humanos. Si no empezamos a ser una comunidad de nuevo… decenas de elementos nos pasarán factura, más allá del cambio climático y otras catástrofes en tendencia. Se puede ser feliz solo, pero no se puede progresar solo. Corremos el riesgo de perder la humanidad que nos caracteriza.

Con ello, y dejo de dar la chapa, siento la necesidad de seguir creando comunidad en mi entorno y espíritu de unidad en el conjunto. Espero que la próxima vez que decidáis tomar cualquier decisión importante, podáis pensar si realmente os ayuda, os es necesario o si por el contrario estaréis haciendo daño a vuestros hermanos. Simplemente eso. Un abrazo.

Me alegra haber vuelto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s